Solo para valientes: estas posiciones te llevarán a otro nivel

Con el pasar del tiempo el sexo comienza a volverse monótono y aunque existen diferentes formas de revivir la pasión en la cama hay un puñado de posiciones de mayor dificultad actas solo para los más atrevidos.

Para practicar estas posiciones es necesario que ambos tengan la mente abierta y estén bien físicamente ya que será necesario una buena flexibilidad, reseñó Gq.

Una de las posiciones más difíciles es el triángulo del amor. La mujer se coloca boca arriba en la cama y levanta la pierna izquierda para formar un ángulo de 90° con respecto al suelo. Luego, abre su pierna derecha lo más que pueda hacia afuera, para que la pareja se pueda colocar en medio. También se puede hacer levantando la pierna derecha y abriendo la izquierda.

Después está el helicóptero. En esta, la mujer se acuesta boca arriba y el hombre por encima de ella, como el misionero. Pero, una vez habiendo penetración, entonces el hombre tiene que girar, sin salirse, hasta que su cabeza esté a la altura de los pies de la mujer.

El acordeón requiere de muchísima fuerza en las piernas por parte de ambos. El hombre se acuesta boca arriba con las piernas sobre los hombros. Es entonces cuando la mujer se tiene que sentar sobre él, básicamente haciendo una especie de sentadilla sexual.

Para la carretilla necesitarás también fuerza, pero esta vez, en los brazos. Pídele a tu pareja que se ponga en el piso y levanta sus piernas hasta que la cadera esté a la altura de tu pelvis.

Una de las posiciones favoritas que se ven en las películas porno, pero no tanto en la vida real, es el llamado piledriver. Tu pareja debe acostarse sobre un sillón con los glúteos recargados en los cojines traseros, o el respaldo y la cabeza colgando por el frente. Entonces, debes agacharte sobre ella mientras que te detienes del respaldo para no causar accidentes que los lleven directo al hospital.

Para realizar el submarino necesitas o una alberca o un jacuzzi. Para esto, el hombre necesitará estar sentado en un escalón o en una orilla, para que el agua le llegue hasta la cintura. Luego, la mujer procede a sentarse sobre el hombre y reclinarse hasta quedar acostada con el cuerpo en el agua, excepto la cabeza. El truco está en mantenerse juntos sin que el agua los aleje.

Por último, una experiencia de sexo oral. Ella se acuesta boca abajo en la cama con la cadera en la orilla de la superficie. Entonces, arrodillado, el hombre levanta las piernas y cadera de su pareja hasta que puede recargarlas sobre su hombro.

Torturadores de la Dgcim fueron sancionados por EEUU

¡En la mira! Uribe y Pastrana declararán contra Santos por caso Odebrecht