#TBT Hace nueve años, España se coronó campeón en Sudáfrica 2010

España vs Holanda, 11 de julio de 2010. El mundo se paralizaba ante una final inédita -habría un nuevo campeón del mundo- en el Soccer City de Johannesburgo. Un equipo ibérico cuya base era compuesta por jugadores del FC Barcelona y una Holanda que llegaba con una camada de elementos que promediaban la treintena de edad.

Holanda saltaba al campo con Stekelenburg; Gio, Mathijsen Heitinga, Van der Wiel; Van Bommel, De Jong, Sneijder; Kuyt, Robben y Van Persie

España
iba con su once de gala: Casillas; Capdevila, Puyol, Piqué, Ramos; Busquets, Xabi Alonso, Xavi; Iniesta, Pedrito y Villa.

Un partido donde los tulipanes hicieron de todo, literalmente, para frenar el tiki-taka de los ibéricos. Xavi, Xabi Alonso e Iniesta eran víctimas de los De Jong, Van Bommel y con un guardamenta Stekelenburg encendido, impidiendo que los españoles lograsen batir su arco.

Los dirigidos por Vicente del Bosque buscaban por todos lados burlar a los defensas de la «oranje», lográndolo con el ingreso al terreno de juego de Jesús Navas por Pedro (60′) y Cesc Fábregas por Xabi Alonso (87′). Al 62’, Robben tuvo un mano a mano con Casillas que, desvió con el pie derecho, siendo una imagen para la historia. Lo que pudo ser y, a la postre, no fue.

España fue tomando el control del balón en el último instante del tiempo reglamentario. Sin embargo, el 0-0 se mantuvo hasta el pitazo final.

¡A prórroga!

El tiempo suplementario fue una locura. España se sentía capaz, y con más físico que los holandeses, de poder romper con el celofán que existía en Johannesburgo. La incertidumbre reinaba en todo el mundo, España buscaba el ansiado gol y Holanda aguantaba, como podía, la embestida ibérica.

Iniesta de mi vida…

La segunda parte del tiempo extra traía consigo una verdadera sorpresa: el zaguero John Heitinga era expulsado por Howard Webb al minuto 108. Siete minutos más tarde, Andrés Iniesta recibió una pelota de Cesc y, con un remate cruzado, batió al portero holandés y desató la locura. España conquistaba su, hasta ahora, único campeonato y pasando a la historia como la octava selección que ganaba el mundial de fútbol. Recordar es vivir… 

Pollo y carne son un lujo para jubilados en Venezuela

HBO Max buscará el trono de Netflix en el mercado streaming